A continuación, te doy algunos consejos a la hora de pintar en el caso de que estés empezando con la pintura y necesites nociones y consejos básicos que te orienten.

  • NO HACER UN BUEN DIBUJO BASE.

Este punto es vital cuando queremos hacer una pintura más realista. Pintar a ojo directamente sobre el lienzo, a no ser que tengas mucho bagaje y experiencia, puede suponer que las figuras no queden correctas en proporciones.

  • UTILIZAR MATERIAL DE MALA CALIDAD O MEZCLAR MARCAS SIN HABERLAS CONTRASTADO ANTES.

A veces nos encontramos en una situación económica en la que no podemos comprar material de calidad excepcional que normalmente supone que tenga un precio elevado. Quizás nos sentimos tentados en utilizar material de todo a cien o de bazar chino para ahorrar un dinerito, pero es un error tremendo.

Sí recomiendo que se compren pinceles super baratos si las cerdas son correctas, pero no la pintura, porque suelen ser demasiado aceitadas en caso de los óleos de mala muerte o demasiado pastosas y que no se diluyen en caso de la pintura acrílica. (Lo mismo con las tizas pastel)

Lo mejor es aconsejarse en una tienda de bellas artes, allí encontrarás materiales decentes a bajo precio que no te darán problemas.

  • NO PINTAR CON UN ORDEN.

En el óleo, el orden es siempre el mismo. Primero se pintan los paisajes, fondos u objetos que están más alejados e ir avanzando hasta los objetos que están en primer plano.

  • NO TERMINAR DE PINTAR LA CAPA O EL OBJETO QUE ESTÁS TRABAJANDO CUANDO TIENE UN ÁREA MEDIANAMENTE EXTENSA DE UN MISMO COLOR Y PASAR A PINTAR OTRA COSA EN UN MISMO LIENZO.

Este punto se complementa con el punto 3.

Hacer una especie de picoteo mientras pintas, saltar de una zona a otra sin haber acabado nada. En algunos centros te dicen que eso es bueno para entrenar el cerebro para pintar mejor, pero en realidad, es una chapuza.

Dejar ciertas zonas a medias y retomarlas al día siguiente, en caso de que sean amplias y han de verse como superficies lisas, provoca que el óleo se reseque y cuando se tome al día siguiente o en la próxima sesión se va a notar el corte entre la pintura aplicada entre distintos días y quedará fatal.

  • COMPLICARSE LA VIDA HACIENDO DETALLES MINUCIOSOS EN LA ETAPA DEL MANCHADO

Bien es cierto que cuanto mejor esté pintada la primera capa, incluyendo algunos detalles, la fase del pintado se hace mucho más sencilla y rápida, porque ya hay una base excelente para acelerar nuestro trabajo con veladuras y capas nuevas. EL problema es que no nos debemos obsesionar con que la primera capa de pintura sea perfecta, eso hace que tardemos demasiado en terminar el óleo y caigamos en el error de aplicar toneladas de pintura para corregir un manchado que de por sí, es imperfecto

  • NO CUBRIR AL 100% EL LIENZO CON LA PINTURA, SEA ÓLEO O ACRÍLICO.

Muchos aficionados, por desconocimiento o por pura vagancia, dicen que el hecho de que se vean agujeros blancos sin cubrir o que el óleo transparente la luz que entra por la parte trasera del lienzo es bueno, hace lucir más una pintura. Algunos, para justificarlo de una manera más grotesca, pueden llegar a decir que es «la moda».

En realidad es una chapuza como la copa de un pino que hace que la pintura no transmita la sensación de terminado, porque en realidad si no se cubre todo bien, la pintura no está terminada y ni mucho menos, transmite calidad.

Esto puede suceder mientras se mancha, porque al pintar por encima las capas de terminado se cubren, pero no puede ser el acabado final.

  • EN TÉCNICAS MIXTAS, APLICAR PRIMERO EL TIPO DE PINTURA EQUIVOCADO.

Si queremos adelantar una pintura, ahorrando tiempo de secado en la fase de manchado, esto es la primera capa de pintura que se aplica, se aplica primeramente pintura acrílica y por encima, en la capa de pintado, la de los detalles, se ha de pintar con pintura al óleo. Esta técnica mixta se llama graso sobre magro.

El óleo se acopla y funde sobre el acrílico formando una capa de pintura consistente que no se desprende a la primera de cambio.

Si se aplica al contrario, magro sobre graso, acrílico sobre óleo, las dos pinturas no se compactan entre sí y lo que sucede es que el cuadro presentará grietas o desprendimiento de la pintura acrílica a la mínima de cambio, porque resbala sobre el óleo al no estar fija.

Imagen extraida de internet

  • ACELERAR EL SECADO DE LA PINTURA CON SECADOR DEL PELO

Si queremos acelerar el secado del óleo, hay productos específicos para ello. En caso del manchado o de las primeras capas del pintado, se utiliza secativo de cobalto. En las capas finales se aplica Liquin.

Nunca se ha de emplear el secador del pelo u otros utensilios que desprendan aire caliente, porque no solo no va a secar bien la pintura, sino que con el calor, el lienzo se va a dilatar y va a perder la tensión con respecto al bastidor, por lo que estropearíamos la pintura.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando su navegación en nuestra web y cómo interactúa con nosotros para poder mostrarle publicidad en función de sus hábitos de navegación. Para consentir su utilización, pulse el botón “Acepto”. Puede obtener más información consultando nuestra Política de Cookies, o puede gestionar sus Preferencias de Cookies.    Política de Cookies
Privacidad