Lo que hay que tener muy claro cuando se trabaja con esmalte sobre cobre, es que no tiene nada que ver lo que coloreamos con polvos de esmalte y el resultado fina. El fuego, al fundir los colores, cambia el tono de los esmaltes y si se hornea en exceso, puede incluso delatarse o agrietarse la pieza.

Os voy a enseñar con fotos, el proceso de uno de mis trabajos. Lo normal es aplicar una primera capa de fundente y contraesmalte sobre el cobre y fundirlo. Pero en este caso, obté por esmaltar directamente sobre una placa de cobre puro F25 semiduro.

Para hacer el dibujo, si sois buenos dibujantes, podéis hacerlo directamente sobre el cobre con un lápiz. Si este no es vuestro caso, podéis hacer un caldo del dibujo que os guste con papel carbón.

Posteriormente, con cuidado de no borrar las líneas, tenéis que marcarlo con un punzón o con un grabador eléctrico para metal.

A continuación, debéis limpiar y lavar la chapa. Esto se hace primero aplicando unos chorros de desoxidante y luego, frotar con una nana, jabón desengrasante y aclarar con agua. Este es el que yo utilizo. Limpia las impurezas de cualquier metal en cuestión de segundos. Os recomiendo utilizar guantes porque es muy potente y os puede irritar la piel. En caso de que toquéis el producto con los manos, con lavar enseguida las manos es suficiente.

A continuación, humedeciendo los polvos de esmalte con una mezcla de colemail y agua, se va coloreando la pieza. Se empieza desde el extremo izquierdo y se va avanzando a medida que queda todo cubierto. Es muy delicado, porque hay que conseguir que el esmalte tenga la cantidad justa de agua. Si está muy seco, no se puede manipular, pero si está demasiado aguado, se esparce por toda la superficie, mancha todo el trabajo y no se queda fijo en la chapa. En caso de que haya excedente de agua, acercad un tissue al borde de la chapa que esté más empapado o acercad una esquina de ese mismo pañuelo donde esté el agua, ya absorbe él mismo el agua.

Aquí se puede ver parte del proceso

Os recomiendo trabajar con pinceles de punta fina, de mayor o menos grosor. Para los detalles, os recomiendo un pincel del 000/3.

¿Veis que hay una rejilla debajo de la chapa? os recomiendo que trabajéis el esmalte sobre un soporte que os permita luego coger el esmalte de una manera cómoda con ayuda de un espátula. Si está encima de una mesa directamente, al recogerlo se pueden estropear los bordes.

Para limpiar impurezas o errores en el esmalte, en caso de que se manche una zona, os recomiendo el uso de una pequeña espátula.

Una vez que se termine el trabajo, hay que dejarlo secar. Si se mete en el horno a altas temperaturas, el exceso de humedad hace que estalle el esmalte y se estropee todo.

Esmalte terminado, crudo y seco.

A continuación, se coloca sobre un soporte dentro del horno de esmaltado (precalentado a 850º). La temperatura no tiene que ser exactamente esa en todos los trabajos, depende del tamaño de la chapa y de la dureza de los esmaltes, pues hay esmaltes duros, medios y blandos. Por no mencionar los opacos y los transparentes, utilizados para hacer los detalles.

Este trabajo fue horneado tres veces para corregir errores. Es muy difícil que un esmalte salga bien al primer horneado. Lo normal son entre dos y cuatro hornadas.

Cuando sale del horno, hay que dejarlo enfriar sin que le den corrientes de aire y lavarlo con agua tibia. Si le da aire frio o lo laváis con agua fría, el esmalte agrieta y se estropeará todo.

Por detrás, se lija para quitarle el hollín que siempre queda después de hornearlo y se aplica una capa de barniz protector especial para cobre. Para evitar que la pieza críe óxido.

Si un esmalte no lleva por detrás contraesmalte pero tampoco barníz, está sin acabar y cogerá sí o sí, oxido. El óxido empieza por detrás y termina engullendo la pieza desde los bordes hacia adelante.

El resultado final ha sido este:

Esmalte ya terminado

Esta pieza está a la venta, es una obra exclusiva de creación propia. Podéis verla en la galería de esmalte de esta misma web.

Os invito a ver la galería de obras, no os va a defraudar. Aquí podréis ver mis obras de esmalte al fuego ya terminadas y que se encuentran a la venta – https://estergarciaarte.com/galeria-de-esmalte-al-fuego/

TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR ESTAS PUBLICACIONES

  • MATERIALES PARA ESMALTE AL FUEGOhttps://estergarciaarte.com/esmalte-al-fuego-materiales-basicos/
  • error: Content is protected !!
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando su navegación en nuestra web y cómo interactúa con nosotros para poder mostrarle publicidad en función de sus hábitos de navegación. Para consentir su utilización, pulse el botón “Acepto”. Puede obtener más información consultando nuestra Política de Cookies, o puede gestionar sus Preferencias de Cookies.    Política de Cookies
    Privacidad