Esta pintura al óleo del siglo XV, concretamente del año 1434,  representa el retrato muy realista del matrimonio compuesto por  Giovanni di Nicolao Arnolfini y Constanza Trenta. Él era un italiano de la Toscana, afincado en la ciudad de Brujas que se dedicaba al comercio de seda, fue un comerciante de seda que logró amasar una gran fortuna.

El matrimonio Arnolfini
Artista: Jan van Eyck
Tamaño: 82 cm x 60 cm
Ubicación: Galería Nacional de Londres
Fecha de creación: 1434
Óleo sobre lienzo

Cuando el maestro Jan Van Eyck realizó este famoso retrato de Arnolfini junto a su esposa Constanza, ella habría fallecido un año antes de que este pintara el cuadro. Por ello, se trata de un retrato póstumo o un homenaje de Giovanni a su mujer, que se dice que podría haber muerto dando a luz.

Jan van Eyck (Maaseik, c.1390-Brujas, 9 de julio de 1441) fue un pintor flamenco que trabajó en Brujas.
Está considerado como uno de los mejores pintores del norte de Europa del siglo XV.

LA IMPORTANCIA DE LOS COLORES

  • EL VESTIDO VERDE de la mujer, por ejemplo, podría simbolizar la esperanza, muy probablemente la esperanza de tener un hijo.
  • LAS CORTINAS Y SÁBANAS ROJAS del fondo podrían implicar intimidad, pasión y relaciones sexuales entre la pareja, por eso la escena se enmarca de hecho en su dormitorio.
  • EL COLOR NEGRO DEL ATUENDO DE GIOVANNI ARNOLFINI es un símbolo inequívoco de riqueza. En aquella época era muy costoso el tinte negro en las ropas, por tanto, solo la gente muy adinerada podía costearse prendas con ese color.

SECRETOS DEL CUADRO EL MATRIMONIO ARNOLFINI

  • El VESTIDO ABULTADO DE CONSTANZA

En el siglo XV era muy habitual retratar a las mujeres con el vientre abultado como símbolo de fertilidad. En esta pintura vemos claramente a la señora Arnolfini con vientre abultado, insinuando un embarazo pero podría tratarse que simplemente recogió en su regazo una parte de su pesado vestido.  Históricamente se sabe que este matrimonio no tuvo descendencia.

  • LA MASCOTA: EL PERRO

El significado del perro entre ambos personajes tiene que ver con la lealtad, fidelidad y el amor entre ellos. también una figura habitual representada en los retratos de las tumbas. Se corresponde con un affenpinscher, extraña raza posesión como mascota de gente adinerada.

  • LA SANDALIAS DE LOS ESPOSOS

En la parte izquierda de la obra vemos un par de sandalias que son un símbolo de riqueza. Este calzado era la última moda entre las mujeres ricas de la época.

El calzado suelto indica una ceremonia religiosa en curso. Vemos que los protagonistas están descalzos, y esto se debe a que en aquellos tiempos existía una creencia muy extendida de que el hecho de pisar el suelo descalzo favorecía la fertilidad, La colocación del calzado también es relevante: el de él está más cerca de la puerta, aludiendo a su posición en el mundo, mientras que el calzado rojo de ella se halla junto al lecho, en alusión a su papel preponderante en el hogar.

  • LAS FRUTAS, ARTÍCULOS DE LUJO EN ESA ÉPOCA

LAS CEREZAS. A través de la ventana observamos un árbol de cerezas, símbolo del amor.

LAS NARANJAS Y MANZANAS También hay dos naranjas, antiguamente llamadas “manzanas del paraíso”,  apoyadas en el alféizar y el mueble, son indicadoras de fertilidad y de riqueza, ya que esta fruta se importaba del sur y resultaba muy cara en la época. Ambas representan la fruta prohibida del jardín del Edén, así como el instinto sexual, que quedaba santificado por el matrimonio.

  • LA VELA

La única vela del candelabro simboliza lo efímero de la vida, la presencia de Dios y la fuerza de la fe. Su posición junto al lecho subraya también la deseada fertilidad de la esposa. Se sabe que era una costumbre flamenca encender una vela el primer día de la boda.

  • LA FIGURA DE LA SANTA EN LA CABECERA DE LA CAMA

En la cabecera de la cama hay tallada una figura con un dragón a sus pies. Se trata de la imagen de Santa Margarita de Antioquia con su dragón tradicional, patrona de embarazadas y de los alumbramientos. También podría ser  Santa Magdalena, patrona de los alumbramientos, cuyo atributo es el dragón

  • LA ESCOBA AL LADO DE LA SANTA

Este objeto que vemos colgado cerca de la figura de Santa Margarita, se cree que se utilizaba a modo de isopo, para rociar la estancia con agua bendita.

  • LAS PEQUEÑAS GÁRGOLAS

Este tipo de ceremonias para recuperar la fertilidad eran habituales en la época. De hecho, tras las manos de la pareja hay una horrible gárgola sonriente que podría simbolizar el mal que se cierne sobre el matrimonio, la causa de su castigo: Giovanni Arnolfini era muy mujeriego.

  • EL ESPEJO

La principal función del espejo es mostrarle al espectador lo que se esconde detrás de la visión del propio pintor. Se observa a un par de personas que podrían ser los testigos de la boda que se está representando en esta pintura o el propio pintor con algún acompañante o familiar de la pareja.

También se cree que el espejo en sí mismo simboliza el ojo de Dios observando Los pequeños medallones del marco del espejo muestran escenas de la Pasión de Cristo y representan la eterna promesa divina de la salvación, promesa que alcanza a las figuras reflejadas en la superficie convexa del espejo. Esos adornos el espejo se llamaban «brujas», se utilizaban para espantar la mala suerte, y solían colocarse junto a ventanas y puertas para buscar efectos lumínicos en las estancias. Son también un recurso para demostrar el oficio, el detalle, sorprender al espectador. El espejo era también un símbolo de la Virgen María, de su inmaculada concepción y su pureza. la escena.

  • EL ROSARIO DE CRISTAL

Las cuentas del rosario colgando de la pared son de cristal, símbolo de la pureza y la sugiere la virtud y devoción de la novia hacia su esposo.  Este era un regalo habitual del novio a su futura esposa.  Las cuentas también remiten al ábaco, rudimento propio del cálculo, de uso entre comerciantes y cambistas, es decir, el oficio de este hombre.

  • LA FIRMA DEL PINTOR

La firma del propio pintor flamenco se puede ver en la pared del fondo de la habitación. En la inscripción puede leerse «Johannes van Eyck fuit hic» (Jan van Eyck estuvo aquí)».

SI TE GUSTA LA HISTORIA DEL ARTE, TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR ESTOS ENLACES:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando su navegación en nuestra web y cómo interactúa con nosotros para poder mostrarle publicidad en función de sus hábitos de navegación. Para consentir su utilización, pulse el botón “Acepto”. Puede obtener más información consultando nuestra Política de Cookies, o puede gestionar sus Preferencias de Cookies.    Política de Cookies
Privacidad