Este color es conocido como Púrpura de Tiro. Tiro fue una ciudad fenicia de la que es originaria este pigmento.

Púrpura de Tiro

Era también utilizada por los griegos y otros pueblos de la antigüedad. En Creta se fabricaba esta tonalidad en el año 1600.

El lexicógrafo griego Julio Pólux, que vivió en el siglo II a. C., afirmaba que el tinte púrpura fue descubierto por el perro del filósofo griego Heracles, cuya boca se tiñó de púrpura al masticar caracoles a lo largo de la costa del Levante.

Tras ciertas excavaciones arqueológicas y realizando dataciones a partir de objetos de cerámica encontrados en la isla de Creta, sugieren que el tinte pudo haber sido producido durante el periodo Minoico Medio entre los siglos XX y XVIII a. C. Por lo que los minoicos pudieron haber sido los pioneros en la producción de este tinte

En la Biblia, en el Antiguo Testamento, también hablan de este tipo de púrpura y de otras gamas de este color en la época de los reyes David y Salomón.

¿CÓMO SE OBTENÍA EL PIGMENTO?

El púrpura imperial, se obtenía de la mucosidad y las secreciones de la glándula hipobranquial de los caracoles Murex trunculus, Murex brandaris y Thais haemastoma. Se trata de caracoles carnívoros marinos de tamaño medio que al verse amenazados o atacados, segregan una mucosidad púrpura. Esa mucosidad se convertía en un potente colorante cuando se dejaba secar a la luz del sol. Se piensa que la intensidad del tinte púrpura aumentaba, en lugar de disminuir, con el paso del tiempo.

Murex trunculus

Murex Brandaris

Thais haemastoma

Una vez recolectados los caracoles, éstos se almacenaban en grandes tinajas para que se descompusieran. Esto producía un hedor insoportable que llegaba a persistir bastante tiempo en las prendas una vez teñidas. Una vez descompuestos, se sumergían las telas en esa sustancia dos veces, una en el colorante índigo de M. trunculus y otra en el rojo – púrpura de M brandaris, ambos, dos tipos de caracoles distintos

PLINIO EL VIEJO Y SU LIBRO NATURALIS HISTORIA (Historia Natural, Libro 36, capítulo IX)

Gayo o Cayo Plinio Secundo  (Comum, 23 -Estabia, 24 de octubre de 79) fue un escritor y militar romano del siglo I, conocido por el nombre de Plinio el Viejo para diferenciarlo de su sobrino e hijo adoptivo Plinio el Joven.

Perteneció al orden ecuestre y ejerció cargos administrativos y financieros en la Galia y en Hispania. Hizo estudios e investigaciones en fenómenos naturales, etnográficos y geográficos recopilados en su obra Historia natural. Este libro se utilizó como enciclopedia general hasta mediados del siglo xvii cuando sus estudios fueron sustituidos por investigaciones basadas en el método científico y el empirismo moderno. Su obra fue usada por muchos exploradores occidentales de los siglos XVI y XVII.

Un dato curioso de este hombre fue el motivo de su fallecimiento. Murió durante la erupción del volcán Vesubio por la inhalación de gases tóxicos.

Plinio el Viejo, explica de una manera excelente todo el proceso de elaboración de la púrpura de Tiro y tintado de prendas:

“Existen dos clases de conchas para los tintes de púrpura y conchil – la materia ciertamente es la misma, pero diferente en la proporción, el bucino, la concha más pequeña, parecida a la concha que emite el sonido de la bocina, racón por la que precisamente se le dio el nombre, con la boca redonda en una hendidura lateral y la otra, que se llama púrpura, con un pico acanalado prominente y con el borde del canal en forma de tubo replegado hacia dentro, por donde echa la lengua.

La temporada más favorable para tomar estos moluscos es después de la aparición de la estrella de perro, o antes de la primavera; porque una vez que han descargado su secreción cerosa, sus jugos no tienen consistencia: esto, sin embargo, es un hecho desconocido en los talleres de los tintoreros, aunque es un punto de importancia primordial. Después de que se toma, se extrae la vena (la glándula hipobranquial), de la que hemos hablado anteriormente, a la que es necesario agregar sal, un sextarius [aproximadamente 20 fl. oz.] aproximadamente a cada cien libras de jugo.

Lo correcto es dejarlos en maceración durante un período de tres días, pues precisamente tiene más fuerza cuanto más fresco es, ponerlo a hervir en un deposito de plomo, echar la proporción de quinientas libras de tintura por cada cien ánforas de agua y dejarlo evaporar a fuego lento y a tal fin, mediante un tubo alejado del horno.

De esta manera, después de sacar con la espumadera varias veces los trozos de carne, que inevitablemente habían quedado pegados a las venas, a eso de los diez días después de haber colado el caldero, se echa a remojo, de prueba, un vellón limpio y se calienta el liquido hasta que aquel se vuelva conforme se esperaba.

El color rojo vivo es peor que el que tira a negro.

En cinco horas se empapa la lana y se vuelve a remojar otra vez, después de cardarla, hasta que embeba todo el tinte.

El uso de tinte de buccino [buccĭnum] por sí solo no se considera adecuado, pues no rinde un color duradero, pero el pelagiano [purpura] lo fija a la perfección, y con su matiz negro le aporta esa severidad y brillo carmesí que está de moda. El color tirio se obtiene empapando la lana en una tinta de extracto de pelagiano crudo y sin calentar, y luego pasándola a uno de buccino.

[…]

…El color tirio es más apreciado cuando tiene el color de la sangre coagulada, oscuro bajo la luz reflejada y brillante bajo la luz transmitida”

Según Plinio, las tonalidades más apreciadas variaban desde el rojizo o rosado hasta el azulado o violeta, según la moda de la época, y los pigmentos hechos con ellos se usaban principalmente para esmaltes y barnices.

La tonalidad de púrpura azulado se llamaba por entonces púrpura de Bizancio.

Naturalis Historia – Edición de Johannes Alvisius impresa en Venecia.
El original fue escrito en latín entre los años 77 d.c y 79 d.c

La celebre púrpura imperial o Púrpura real, se hizo muy famosa por haber sido utilizada en exclusividad por los antiguos emperadores romanos mediante túnicas ceremoniales. Esta exclusividad se debía a que la propia fabricación del color era extremadamente cara.

Hay fuentes antiguas que verifican este hecho. El historiador griego Teopompo (siglo IV a. C.) dijo al respecto lo siguiente:

«La púrpura para los tintes valía su peso en plata en Colofón» en Asia Menor. ​

Para producir un gramo de púrpura se necesitaban 9000 moluscos aproximadamente, por lo que su uso se limitaba únicamente a los artículos de lujo y a la familia imperial romana

En 1908, el químico alemán Paul Friedländer descubrió que el material colorante de la púrpura antigua era idéntico a un color morado dericado del alquitán de carbón, introducido en 1904.

Paul Friedländer
(29 de agosto de 1857 en königsberg – 4 de septiembre de 1923 en Darmstadt )

 En la actualidad no se usan ni ese color sintético ni el purpura de caracoles, ya que se pueden obtener otros tonos superiores en todos los aspectos y con un coste mucho más bajo.

La técnica de elaboración de este tinte púrpura se perdió para Occidente tras la toma de Constantinopla por los turcos en 1453  y permaneció desconocida hasta mediados del siglo XIX.

SU USO EN LA PINTURA

Aunque el púrpura de Tiro se usó principalmente para el teñido de telas, Vitruvio recomendaba que en caso de usar el púrpura de Tiro —al que llamaba ostrum— para pintar, se le mezclara con miel, a fin de evitar que se secara demasiado pronto. Por otra parte, Plinio describió un procedimiento para preparar una laca púrpura de uso pictórico que consistía en empapar paños teñidos de púrpura en una solución de agua con tiza.

Actualmente el púrpura de Tiro se comercializa como pigmento para uso artístico, aunque su precio sigue siendo elevado. A mediados de 2012, la firma Kremer Pigmente ofrecía 25 mg de púrpura de Tiro auténtico a alrededor de 130 dólares o 70€.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando su navegación en nuestra web y cómo interactúa con nosotros para poder mostrarle publicidad en función de sus hábitos de navegación. Para consentir su utilización, pulse el botón “Acepto”. Puede obtener más información consultando nuestra Política de Cookies, o puede gestionar sus Preferencias de Cookies.    Política de Cookies
Privacidad