Los caprichos es una serie de 80 grabados del pintor español Francisco de Goya y Lucientes (Fuendetodos, Zaragoza, 30/3/1746 – Burdeos (Francia), 16/4/1828), que representa una sátira de la sociedad española de finales del siglo XVIII, sobre todo de la nobleza y del clero. Desarrolló su propio lenguaje visual el cual reflejó en la riqueza visual de sus obras. Toma la iconografía alegórica clásica y la fusiona con caricaturas de personajes y escenas de su época

Veamos las historias que hay detrás de los ocho caprichos que os presento a continuación:

  • CAPRICHO N.º 1 – FRANCISCO DE GOYA Y LUCIENTES– (1799. Aguafuerte)

Como preludio de sus Caprichos, Goya se retrató mostrándonos al autor de esta serie de sátiras sobre la sociedad española de su tiempo. Se representó en actitud satírica y como un personaje importante.

  • CAPRICHO N.º 12 – A CAZA DE DIENTES (1797 – 1788. Aguafuerte y aguatinta. Tamaño: 219 x 153 mm)

Goya representa en este dibujo a una joven introduciendo la mano en la boda de un hombre ahorcado atemorizada por la visión del muerto pero codiciosa por sus dientes. En esa época, los dientes de difunto y otras partes de su cuerpo, como huesos, pelo o partes del cuerpo amputaras, eran muy valiosos para hacer filtros mágicos. En muchas ocasiones, estas mujeres asaltaban los cementerios para obtener estos «objetos mágicos» con la propia colaboración de algunos sacerdotes corruptos.

  • CAPRICHO N.º 20 – YA VAN DESPLUMADOS (1799. Aguafuerte. Tamaño: 218x 152 mm)

Refleja la explotación de los hombres lujuriosos por parte de las mujeres sin escrúpulos. Se utiliza la metáfora de los hombres como pájaros desplumados y despojados de sus bienes. Enfatiza las consecuencia que contrae la prostitución y recalca la necedad e imprudencia de aquellos que se descuidan y no adquieren experiencia con el infortunio ajeno.

  • CAPRICHO N.º 21 – ¡QUAL LA DESCAÑONAN! ( 1797 – 1799. Aguafuerte, Tinta negra sobre papel verjurado. Tamaño: 218 x 149 mm)

En esta la escena a una prostituta donde se le aplica, por los representantes de la Justicia, el mismo tratamiento que ella había aplicado a sus víctimas. En EL capricho N.º 20 que hemos visto anteriormente, los hombres eran desplumados por las mujeres, mientras que en este grabado son éstas las desplumadas. Los agentes de la Justicia presentan rostros y uñas de gato, animal que alude al espíritu de rapiña, cuyo único fin es el lucro propio.

  • CAPRICHO N.º 44 – HILAN DELGADO (1797 – 1799. Aguafuerte, Aguatinta, Punta seca, Escoplo sobre papel verjurado. Tamaño: 219 x 153 mm)

En esta estampa Goya aborda el tema de la ignorancia del pueblo, y las creencias en la superstición, todavía extendidas entre el pueblo durante aquellos años. Las tres viejas de la estampa han sido interpretadas como SI estas fuesen las conocidísimas Parcas grietas. Las Parcas son las diosas del destino. Son tres hermanas hilanderas que personifican el nacimiento, la vida y la muerte y escribían el destino de las personas en sus tejidos, decidiendo cuando debería de morir un individuo cortando la última hebra del tejido de la vida de una persona.

Cloto aparece dando la estopa e hilando. Laquesis, al no tener hebra que hilar, lleva la escoba y Atropos, caracterizada por su ceguera, tiene a su lado una cruceta de la que penden las almas, representadas como niños. Esta escena, además de relacionarse con el vampirismo y el sacrificio demoniaco de los niños a cargo de las tres Parcas, pues las representa como brujas de la época, se ha relacionado con la prostitución y la corrupción moral de la corte.

  • CAPRICHO N.º 45 – MUCHO HAY QUE CHUPAR ( 1797 – 1798. Aguafuerte y aguatinta. Tamaño: 208 x 152 mm)

Se ve a una de las brujas representadas con la boca muy abierta. La superstición de que cazaban niños pequeños para alimentarse de sus sangre se relaciona con el hecho de que las mujeres que ayudaban en un aborto eran tachadas de brujas.

  • CAPRICHO N.º 69 – SOPLA (1797 – 1799. Aguafuerte, Punta seca, Escoplo, Aguatinta bruñida sobre papel verjurado. Tamaño: 214 x 152 mm)

Se puede ver en primer plano a un hombre desnudo que ve con deseo la escena. A su lado está una mujer, una vieja bruja que, puesta en pie, sostiene a un niño-fuelle que utiliza para alientar la llama de una lámpara. Por otra parte se puede identificar a otra mujer que vuela cogiendo en su regazo a dos niños dormidos de muy corta edad que serán ofrecido a los hombres como objeto sexual. Al fondo, aparece un hombre desnudo y alado en estado de éxtasis, El mismo estado lujurioso que muestran los hombres representados en la parte baja de la lámina.

Esta escena está relacionada con la representación del abuso sexual de menores en la práctica de la prostitución infantil.

  • CAPRICHO N.º 75 – ¿NO HAY QUIEN NOS DESATE? (1797 – 1799. Aguafuerte, Aguatinta bruñida sobre papel verjurado. Tamaño: 218 x 152 mm)

En esta lámina se representa a un hombre y una mujer, fuertemente unidos el uno al otro por una cuerda que les ata a la cintura, haciendo vanos esfuerzos por desatarse. Un pájaro nocturno, está entre los dos ligándolos para siempre.

Esta escena se convierte en una sátira en contra del matrimonio y la oposición del clero al divorcio. La existencia del divorcio en Francia tras la Revolución Francesa abrió en España un debate entre la Iglesia y los racionalistas que queda reflejado en esta estampa crítica hacia el dogmatismo de la Iglesia que obliga y vela por la indisolubilidad del matrimonio, aun cuando los cónyuges no se convengan, y que contrariamente a la mentalidad racionalista, no tienen posibilidad de enmendar sus errores.

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

  • Museo Nacional del Prado.
  • Goya. Maria Linares. Editorial Könemann.

TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR LAS SIGUIENTES PUBLICACIONES

  • La danza de la muerte en la pintura – https://estergarciaarte.com/la-danza-de-la-muerte-de-holbein/
  • El significado de las frutas en los bodegones – https://estergarciaarte.com/el-secreto-de-los-bodegones/
  • Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando su navegación en nuestra web y cómo interactúa con nosotros para poder mostrarle publicidad en función de sus hábitos de navegación. Para consentir su utilización, pulse el botón “Acepto”. Puede obtener más información consultando nuestra Política de Cookies, o puede gestionar sus Preferencias de Cookies.    Política de Cookies
    Privacidad