En el mundo del arte, todos los artistas hemos sufrido comentarios hacia nuestra persona desde dos clichés diferentes. Que por el mero hecho de ser artistas somos millonarios o su opuesto, que somos unos bohemios y vivimos del cuento y en la más absoluta pobreza.

Hoy os presento 10 artistas reconocidos, que a pesar de que han sido excelentes y su obra ha pasado a la historia, ellos no lograron vivir una vida cómoda y digna, viviendo y /o falleciendo envueltos de una pobreza acuciante.

1. LUIS EGIDIO MELÉNDEZ – (Nápoles, 1716 – Madrid, 1780)

Fue un pintor español nacido en Italia. Hizo casi toda su carrera en Madrid y se le considera uno de los mejores pintores de naturalezas muertas del siglo XVIII. En contraste con su actual reputación, durante su vida padeció una gran miseria.

Su padre Francisco Meléndez de Rivera Díaz (1682 – h. 1758) y Louis Michel van Loo (1707 – 1771) lo formaron como pintor; Meléndez fue asistente de este último entre 1742 y 1748. El futuro rey Carlos IV de España, entonces aún príncipe de Asturias, le encargó una extensa serie de naturalezas muertas, de las que se conservan unas cuantas decenas en el Museo del Prado.

Luis Egidio, a causa de los incidentes relacionados con la expulsión de su padre de la Junta de Preparación de la Real Academia y un posible conflicto con su maestro Van Loo por el mismo motivo, le llevaron a alejarse de la institución académica en 1748, de donde fue expulsado. Esa mala fama la arrastró el resto de su vida y el hecho de que fuese una persona muy arrogante, no le ayudó en absoluto.

Por aquel entonces, en la corte estaba de moda la pintura de paisajes y todo aquello que se engloba en la Historia Natural. Luis por el contrario, estaba especializado en pintar naturalezas muertas, bodegones, un tipo de pintura que se consideraba un tema menor y por tanto, no le hacían encargos y no vendía lo necesario para poder subsistir.

A pesar de su talento, Luis Meléndez vivió en la pobreza durante la mayor parte de su vida, en una carta de 1772, dirigida al rey, declaró que sólo poseía sus pinceles y que no podía continuar con la serie de los «cuatro elementos» : por no tener medios para continuarla ni siquiera los precisos para alimentarse …. Ignorado, cuando murió en 1780, su situación económica era de indigencia

2. REMBRANDT VAN RIJN (1606—1669)

Rembrandt era conocido por vivir por encima de sus posibilidades, invirtiendo en arte y todo tipo de curiosidades. En 1656 ya se tomaron ciertas medidas en los juzgados para impedir su declaración de bancarrota, y el artista tuvo que vender la mayoría de sus pinturas y buena parte de su colección de antigüedades.

La lista de objetos subastados entre los años 1657 y 1658 da una idea de las posesiones materiales del pintor: dibujos y pinturas de los viejos maestros flamencos, bustos de emperadores romanos, fragmentos de armaduras japonesas, curiosidades traídas de Extremo Oriente, y colecciones de rarezas naturales y minerales. Los beneficios de esta subasta no fue suficiente para poder saldar sus deudas, de modo que en 1660 no tuvo más remedio que vender su casa y su taller de grabado y mudarse a un apartamento más modesto en Rozengracht.​

Rembrandt aún gozaba de cierto prestigio, y tanto las autoridades como sus acreedores solían mostrarse bastante tolerantes. Por el contrario, la sociedad de pintores de Ámsterdam lo consideró un escándalo, y adaptó sus reglamentos para que nadie que estuviese en una situación económica como la de Rembrandt pudiese comerciar como pintor. Para evitar esta medida, Hendrickje, su pareja y el propio Titus, hijo de Rembrant, abrieron su propio negocio de arte en 1660, en el que Rembrandt trabajaba como «empleado».​

En 1661, recibieron el encargo de realizar una pintura para el recién construido ayuntamiento, pero solo después de que Govert Flinck, el artista que había recibido el encargo falleciese sin haber dado una sola pincelada. La obra resultante —La conspiración de Claudius Civilis— fue rechazada y devuelta al pintor sin haber aportado beneficio alguno. ​

Rembrandt sobrevivió tanto a Hendrickje —fallecida en 1663— como a su hijo Titus, que murió el 7 de septiembre de 1668, dejándole una nieta. Rembrandt murió un año después del fallecimiento de su hijo, el 4 de octubre de 1669, y fue enterrado en una tumba sin nombre en el Westerkerk de Ámsterdam.​

Su firma artística

3. JOHANNES VERMEER (1632—1675)

Este artista barroco es particularmente reconocido por su maestría en el uso y tratamiento de la luz y por las escenas costumbristas de sus pinturas.

Pintó otras obras, hoy perdidas, de las que se tiene conocimiento por antiguas actas de subastas. Sus primeras obras fueron de tipo histórico, pero alcanzó la fama gracias a su pintura costumbrista, muchas veces considerada de género, que forma la mayoría de su producción. Sus cuadros más conocidos son Vista de Delft y La joven de la perla.

En vida fue un pintor de éxito moderado. No tuvo una vida desahogada, quizá debido al escaso número de pinturas que producía, y a su muerte dejó deudas a su esposa y once hijos.

Detalle del cuadro La alcahueta (c. 1656), considerado un posible autorretrato de Vermeer.​

Su firma artística

4. PAUL GAUGUIN (1848—1903)

Paul Gauguin fue un pintor post-impresionista francés reconocido después de su fallecimiento y autor de obras muy coloristas y exóticas de mujeres de color en Tahití.

Durante su vida, ha sufrido reveses y pasado grandes penurias.

Gauguin compaginaba su actividad de pintor con la de agente de bolsa hasta la crisis bursátil de 1882. A raíz de ese momento, las deudas empezaron a ser cada vez mayores y este se vio obligado a emigrar a Panamá al no encontrar clientes que compraran sus obras.

Al inicio de 1903, Gauguin se involucra con una campaña para exponer la incompetencia del gendarme de Tahití, Jean-paul Claveria, tomando el lado de los nativos directamente en un caso que involucraba la supuesta borrachera de un grupo de ellos. No obstante, Claverie escapó la censura.

Al principio de febrero, Gauguin le escribió al administrador Picquenot, alegando corrupción por parte de uno de los subordinados de Claverie. Picquenot investigó las denuncias pero no pudo probarlas. Claverie respondió al acusar por difamación a Gauguin, quien fue multado con 500 francos y sentenciado a tres meses de prisión por el magistrado local el 27 de marzo de 1903. Gauguin apeló inmediatamente en Papeete y se propuso recaudar los fondos para viajar a Papeete para acudir a su apelación. Sin embargo, murió inesperadamente en la mañana del 8 de mayo de 1903, de un presunto ataque cardíaco antes de que pudiera escuchar el resultado de su apelación. Fue sepultado el día siguiente en el cementerio católico local.

Gauguin pasó las semanas después de ser condenado por difamación del gendarme, preparando su apelación. En este período estaba muy débil y sufriendo gran dolor recurriendo a la morfina. Murió repentinamente en la mañana del 8 de mayo de 1903. El vecino de Gauguin, Tioka, lo encontró muerto a las 11 de la mañana, confirmando el hecho al practicar una tradición de las Marquesas en la que se muerde la cabeza de alguien para intentar revivirlo. Al lado de su cama estaba una botella de láudano, lo cual ha generado especulaciones de que fue víctima de una sobredosis.

Paul Gauguin acabó con sus últimos años de vida en Tahití, borracho, enfermo, desesperado y en soledad.

Gauguin fue sepultado en Cementerio Católico Clavary (Cimetière Calvaire), en Atuona , Hiva ‘Oa, a las 2 p.m. el día siguiente.

Fotografía de Gauguin

Su firma artística

5. GEORGE SEURAT (1859—1891)

Georges Pierre Seurat fue un pintor francés y uno de los fundadores del puntillismo (también conocido como neo – impresionismo) y de las técnicas de impresión a color.

Por aquellos tiempos el estudio del color en sus obras no estaba bien vistos por los críticos de arte y esto influyó en que no consiguiese vender sus pinturas. Esta situación provocó que George Seurat tuviese una economía delicada, sin embargo, la precaria situación de miseria no le impidió que el artista se entretuviese con numerosas relaciones amorosas efímeras con distintas señoritas y noches de borrachera. 

Seurat falleció el 29 de marzo, a los 31 años, a consecuencia de una angina infecciosa. Otras fuentes dicen que murió de difteria.

Su firma artística

6. EL GRECO – DOMÉNIKOS THEOTOKÓPOULOS – ( 1541-1614 )

Se caracteriza por sus figuras alargadas, carentes de solidez que evocan la espiritualidad. Además, utilizó una paleta de colores fríos que crearon un gran contraste con los rojos, azules y blancos; dotados de una extraña intensidad y nitidez.

Su extravagante estilo de vida le situaba en un ambiente refinado, rodeado de los intelectuales de la época y gastando más de lo que ingresaba. Falleció en Toledo el 7 de abril de 1614, debido a una enfermedad que contrajo a los 73 años. No dejó testamento.

Autorretrato de El Greco

Su firma artística

7. PAUL CÉZANNE –  (1839—1906)

Fue un pintor francés, uno de los principales representantes del impresionismo y postimpresionismo, precursor de la pintura cubista y padre de la pintura moderna.

El pintor era extremadamente pobre y poco sociable. Durante su vida apenas expuso sus obras aunque parezca extraño.  Trabajó en medio de un gran aislamiento. Desconfiaba de los críticos, tenía pocos amigos y hasta 1895 expuso solo de forma ocasional.

Luchó por simplificar su arte, componiendo sus obras con pinceladas de colores que otorgan ese aspecto húmedo y «falto de definición». «Los jugadores de cartas», «Cebollas y botellas» o «El estanque» son algunas de sus obras más representativas.

Retrato del artista

Su firma artística

8. LORENZO LOTTO – ( 1480 – 1556)

Ninguna corte de Italia, ni la papal, ni la imperial, reclamó nunca sus servicios. Tampoco suscitó interés en la aristocracia veneciana donde había nacido. Fue un pintor en marcha, a la busca de un poco de trabajo y fama en los lugares en los que residió (Treviso, Bérgamo, Roma y las Marcas), donde sí le atendieron las élites.

La derrota profesional mas severa de su carrera son los frescos del Vaticano, que fueron borrados para dejar espacio a los de Rafael y no ha quedado rastro alguno de ningún otro trabajo suyo en la Ciudad Eterna durante el tiempo que permaneció.

A pesar del apagón comercial que tuvo en vida, Lotto retrató a obispos, altos funcionarios y ricos mercaderes, aunque también a artesanos y profesionales, pero también a grupos marginados, como judíos y pobres (de hecho, el único autorretrato que se tiene de él aparece pintado entre ellos).

A pesar de que su pintura estaba a la misma altura en calidad que las del conocidísimo Tiziano, no se le tuvo en tan buen concepto en Venecia, su ciudad natal, como en las otras ciudades en las que trabajó. Después de su muerte, fue olvidado poco a poco. Esto puede atribuirse al hecho de que su obra permanece en iglesias menos conocidas o en museos provinciales. Los mejores museos del mundo poseen sólo un puñado de obras suyas.

Autorretrato del artista

9. AMEDEO MODIGLIANI – ( 1884 – 1920)

Tuvo problemas con el alcohol a lo largo de su vida y sus exposiciones fueron clausuradas por indecencia. Vivió en la miseria absoluta y murió temblado de frio, con tuberculosis.

Jeanne Hébuterne, su esposa, llevada a casa de sus padres, se suicida tirándose desde la ventana de un quinto piso después del funeral de Modigliani, embarazada por segunda vez.

Fotografía del artista

Firma artística del pintor

10. CLAUDE MONET – ( 1840 – 1926) 

Monet, el padre del impresionismo, era tan pobre que en más de una ocasión tuvo que cambiar cuadros pintados por él a cambio de material para seguir pintando (oleos, pinceles, lienzos). Autor de las pinturas de nenúfares más populares en el mundo del arte

Se mantuvo la mayor parte de su vida de una pensión que le pasaba su familia por lástima. Fue hacia el final de su vida que ganó aceptación y que finalmente pudo vivir un poco más holgadamente.

En sus últimos años. mortificado por su creciente ceguera ocasionada por cataratas en ambos ojos y depresión debida a su estado, Monet destruyó por cuenta propia varias de sus pinturas, ya que no quería que obras sin terminar, bocetos y borradores entraran al mercado de arte, como en efecto sucedió después de su muerte.

El 5 de diciembre de 1926, murió en Giverny.

Fotografía del artista

Firma artística del pintor

TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR ESTAS PUBLICACIONES

GIOTTO – https://estergarciaarte.com/giotto/

EL FAUVISMO – https://estergarciaarte.com/el-fauvismo-blog/

LOS SECRETOS DEL MATRIMONIO ARNOLFINIhttps://estergarciaarte.com/los-secretos-de-los-arnol

EL IMPRESIONISMO – https://estergarciaarte.com/arte-impresionista/

FRIDA KHALO – https://estergarciaarte.com/frida-khalo/

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando su navegación en nuestra web y cómo interactúa con nosotros para poder mostrarle publicidad en función de sus hábitos de navegación. Para consentir su utilización, pulse el botón “Acepto”. Puede obtener más información consultando nuestra Política de Cookies, o puede gestionar sus Preferencias de Cookies.    Política de Cookies
Privacidad