Desde antiguo, los artistas han sabido retratar el mundo de lo etéreo en sus pinturas. Esto era muy típico en obras de carácter religioso, donde los temas eran apariciones de santos o trances de los protagonistas. Se lograba por ejemplo, pintando a personajes estrábicos o que apuntan con una mano al cielo y con la otra a la tierra.

El estrabismo en la pintura significaba saberes ocultos, capacidades mediúmnicas donde la persona se conecta con el mundo espiritual y tiene capacidad de ver otros mundos que no todas las personas pueden ver o conocer.

Esto se puede ver en la obra de Rafael, La transfiguración. Ante la aparición del Nazareno, abajo a la derecha aparece un muchacho estábico apuntando al cielo. Es el muchacho el que avisa al resto de personajes de la escena, lo que esta aconteciendo en el cielo.

En cuanto a plasmación del mundo espiritual tal cual se percibe, conozcamos a varias artistas, en este caso mujeres, que son muy interesantes.

  • GEORGIANA HOUGHTON  ( España. 1814 – 1884).

Pintora y médium canaria, es considerada la primera artista abstracta, cuyas obras estaban inspiradas en las visiones fantasmales que ella percibía en sus trances.

En 1851 murió una hermana con la que ella se sentía muy unida, hecho que la llevó a intentar comunicarse con el espíritu de la difunta a través del espiritismo. Esto desbocó en que comenzase en 1859 a dibujar guiada por el más allá en sesiones privadas. 

«El espíritu es quien conduce mi mano cuando pinto sin que yo pueda hacer nada para controlarlo«

Entre los años 1860 y 70, produjo una sorprendente serie de acuarelas abstractas asegurando que estaba guiada por varios espíritus de artistas renacentistas, así como seres angélicos.

Houghton se asoció con el fotógrafo de espíritus fraudulento Frederick Hudson para vender reproducciones de sus fotografías.​

En 1871 con una producción de 150 obras, expuso en la New British Gallery en Bond Street, Londres. La exposición resultó un fracaso comercial por ser una pintura incomprendida y la dejó en la quiebra.

Posteriormente continuó pintando pero su trabajo no tuvo apenas repercusión pública.

En 2016 la galería Courtauld rescató la pintura de Houghton del olvido.

  • MADGE GILL  (Inglaterra. 1882-1961)

Tras la muerte de dos de sus hijos y una larga enfermedad comenzó a dibujar, escribir y bordar. Creaba bajo la dirección de un espíritu que ella llamaba Myrinerest, con cuya rúbrica firmaba sus dibujos y postales. 

Trabajaba por la noche, en condiciones de baja iluminación. La noche y en la oscuridad, según dicen, es el mejor momento para que los fenómenos paranormales ocurran.

Como soporte utilizaba cartulinas y rollos de tela de baja calidad y, de manera obsesiva, usando tinta china y una pluma, dibujaba un rostro femenino con sombrero, siempre ambientado en un entorno arquitectónico imaginario de densos grafismos.

Algunos de sus dibujos eran del tamaño de una postal mientras que otros podían llegar a medir 30 metros.

Como curiosidad sobre esta mujer, diré que rechazó la oferta de una muestra en una ilustre galería del West End (Londres), explicando que sus obras no podían ser vendidas, porque todas eran propiedad de Myrninerest.

  • FEDERICO GARCÍA LORCA (España.  1898 – 1936)

Famoso poeta español. En sus círculos cercanos se sabía que Federico podía ver lo que sucedía en mundos más etéreos, se lo contaba a su gente de confianza. Él mismo se refería a esto como “Mis dramones”.

Una de las anécdotas más conocidas, en cuanto a percepción del más allá, es la siguiente:

Había asistido invitado a una fiesta particular en el domicilio e una noble a las afueras de Madrid. En el patio, se podía observar una mesa larga.

Mientras se encuentran todos comiendo, Federico García Lorca palidece. Acto seguido, se levanta y sale al huerto seguido por un amigo que se percató de lo que le estaba sucediendo a Lorca. La conversación fue la siguiente:

«-¿Qué te pasa, Federico? ¡Estás pálido, estás temblando!

– Estamos allí rodeados de muerte. Me di cuenta (en el patio donde estaban comiendo), estamos rodeados de muerte.»

Posteriormente se ha sabido, que aquel domicilio era un antiguo convento y justamente aquel patio, era el cementerio donde sepultaban a las monjas a medida que iban muriendo.

En su caso, no eran visiones agradables. Plasmó lo que veía en esas visiones en sus famosos dibujos. Además de la muestra que os enseño aquí, podéis visita este enlace donde podréis ver online o descargar el libro “Los dibujos poéticos de  Federico García Lorca”, donde se muestran y explican sus dibujos tan extraños, tan tristes y en ocasiones, brutales.

https://centrodeestudiosmontaneses.com/wp-content/uploads/DOC_CEM/BIBLIOTECA/EDICION_CEM/BMADARIAGA/dibujos-poeticos-garcia-lorca.pdfhttps://centrodeestudiosmontaneses.com/wp-content/uploads/DOC_CEM/BIBLIOTECA/EDICION_CEM/BMADARIAGA/dibujos-poeticos-garcia-lorca.pdf

También fueron varias las predicciones de muerte a través de su poemario.

Uno de sus poemas premonitorios, donde escribe, de un modo escalofriante, sobre su propia muerte por asesinato es el siguiente:

«Fábula y rueda de los tres amigos»

Enrique,
Emilio,
Lorenzo.

Estaban los tres helados:
Enrique por el mundo de las camas;
Emilio por el mundo de los ojos y las heridas de las manos,
Lorenzo por el mundo de las universidades sin tejados.

Lorenzo,
Emilio,
Enrique.

Estaban los tres quemados:
Lorenzo por el mundo de las hojas y las bolas de billar;
Emilio por el mundo de la sangre y los alfileres blancos,
Enrique por el mundo de los muertos y los periódicos abandonados.

Lorenzo,
Emilio,
Enrique.

Estaban los tres enterrados.
Lorenzo en un seno de Flora;
Emilio en la, yerta ginebra que se olvida en el vaso,
Enrique en la hormiga, en el mar y en los ojos vacíos de los pájaros.

Lorenzo,
Emilio,
Enrique.

Fueron los tres en mis manos
tres montañas chinas,
tres sombras de caballo,
tres paisajes de nieve y una cabaña de azucenas
por los palomares donde la luna se pone plana bajo el gallo.

Uno
y uno
y uno.

Estaban los tres momificados.
Con las moscas del invierno,
con los tinteros que orina el perro y desprecia el vilano,
con la brisa que hiela el corazón de todas las madres,
por los blancos derribos de Júpiter donde meriendan muerte los borrachos.

Tres
y dos
y uno.

Los vi perderse llorando y cantando
por un huevo de gallina,
por la noche que enseñaba su esqueleto de tabaco,
por mi dolor lleno de rostros y punzantes esquirlas de luna,
por mi alegría de ruedas dentadas y látigos,
por mi pecho turbado por las palomas,
por mi muerte desierta con un solo paseante equivocado.

Yo había matado la quinta luna
y bebían agua por las fuentes los abanicos y los aplausos.
Tibia leche encerrada de las recién paridas
agitaba las rosas con un largo dolor blanco.

Enrique,
Emilio,
Lorenzo.

Diana es dura,
pero a veces tiene los pechos nublados.
Puede la piedra blanca latir en la sangre del ciervo
y el ciervo puede soñar por los ojos de un caballo.

Cuando se hundieron las formas puras
bajo el cri cri de las margaritas,
comprendí que me habían asesinado.
Recorrieron los cafés y los cementerios y las iglesias,
abrieron los toneles y los armarios,
destrozaron tres esqueletos para arrancar sus dientes de oro.
Ya no me encontraron.
¿No me encontraron?
No. No me encontraron.
Pero se supo que la sexta luna huyó torrente arriba,
y que el mar recordó ¡de pronto!
los nombres de todos sus ahogados.

Federico García Lorca

De: “Poeta en Nueva York”– 1929-1930
Recogido en: Federico García Lorca – Poesía completa
Ed. Galaxia Gutenberg – 2011®
ISBN: 978-84-8109-933-1

  • GERTRUDE HONZATKO – MEDIZ  (Austria, 1893-1975)

Gertrude era hija de los artistas austríacos Emilie Mediz Pelikan y Karl Mediz. Poco después de la muerte de su madre, se llevaron a cabo sesiones espiritistas en la casa de su tía, en las que una médium estableció contacto con su madre. Al poco tiempo, la propia Gertrude, de 16 años, experimentó estados de trance mediúmnico en los que se comunicaba con su madre y otros «amigos espirituales» del otro lado, bajo cuya guía comenzó a hacer dibujos.

  • AGATHA WOJCIECHOWSKY – (Alemania. 1896 -1986)

Tras casarse y formar su propia familia, en 1961 Agatha Wojciechowsky fue ordenada sacerdotisa de la «Asociación Espiritualista Universal», Camp Chesterfield, IN.

En 1951 había comenzado a escribir y dibujar automáticamente. Bajo el control de su guía espiritual Mona, una niña nativa americana, comenzó a realizar dibujos mediúmnicos.

 Según ella, los autores reales de sus obras fueron varias personas fallecidas, incluidos artistas importantes como Paolo Veronese. 

Trabajaba principalmente con lápiz, crayón, tinta y acuarelas.

A menudo, Agatha Wojciechowsky dibujaba cabezas de entidades desencarnadas en vista de perfil o frontal, figuras únicas o grupos de figuras, a veces con un trazo duro, oscuro y sombrío, otras aplicando el lápiz con delicadeza. 

Con frecuencia llenaba toda la hoja con una confusa multitud de líneas cruzadas de las que parecen emerger rostros y figuras, a veces junto con elementos de su escritura automática en caracteres desconocidos. 

Una de sus especialidades era trazar los contornos de la mano de un cliente colocada en un papel y luego llenar este formulario con caras y formas que, según explicó, estaban relacionadas con la vida del cliente.

Si os gusta el tema, podéis visitar la web de La Colección de Arte Mediumista, colección privada recopilada por el psicólogo Dr. Elmar R. Gruber  – mediumistic.art

Hay muchos más artistas médiums que podéis investigar si os ha gustado este post, sus nombres son:

Julia Aguilar, Hélène Smith, Josefa Tolrà, Nina Karasek, Clara Schuff, Jane Ruffié, Hélène Reimann, Aloïse Corbaz, Margarethe Held, Käthe Fischer, Anna Zemánková, Cecilie Marková y Emma Kunz. 

TE PUEDEN INTERESAR ESTAS DOS ENTRADAS

LOS CAPRICHOS DE GOYA – https://estergarciaarte.com/caprichos-de-goya/

LOS DISPARATES DE GOYA – https://estergarciaarte.com/disparates-de-goya/

  

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando su navegación en nuestra web y cómo interactúa con nosotros para poder mostrarle publicidad en función de sus hábitos de navegación. Para consentir su utilización, pulse el botón “Acepto”. Puede obtener más información consultando nuestra Política de Cookies, o puede gestionar sus Preferencias de Cookies.    Política de Cookies
Privacidad