Este estilo de pintura se enmarca entre el último tercio del S. XIX (1874 – 1896). Era una época conocida por la Segunda Revolución industrial y la era del imperialismo colonial.

El impresionismo nace a partir de una evolución del realismo, solo que cambiando la técnica y basándose más en la apariencia. Para captar la apariencia en las pinturas, los impresionistas reproducían la impresión recibida al ver el objeto o el entorno que iban a pintar tal y como ha sido percibida., dándole máxima importancia al mundo de las sensaciones. Ofrecían una visión optimista del mundo que les rodeaba, de la sociedad y la vida parisina de entonces.

La luz, que es constantemente cambiante, es la principal protagonista de las obras impresionistas. Que la luz cambie tan rápido, era un problema para ellos porque creaban sus obras en directo, al aire libre. Esto les hizo crear series de un mismo escenario en distintos momentos del día, para captar todos los matices lumínicos del lugar.

Su base para pintar no era el dibujo, pues abandonaron el estilo tradicional de la pintura. Aplicaban directamente el color sobre el lienzo a base de toques fragmentados de tonos puros y yuxtapuestos.

La Cafetería Guerbois, en la Avenida de Clichy en París, era un local de reunión y discusión entre artistas, escritores y amantes del arte a finales del siglo XIX; los llamados bohemios. Fue rincón de grandes tertulias entre impresionistas. Desde el año 1866, los pintores Manet, Degas, Renoir, Pisarro o Monet se reunían todos los jueves y domingos

Cafetería Guerbois, 11 de Grande Rue des Batignolles (Avenue de Clichy en la actualidad) en el barrio de  Montmartre

Los jovenes artistas que acudían a ese café, fueron expulsados del Salón Oficial de pintura de la época en París, porque su estilo no encajaba con el que primaba en la época. Por ello, decidieron fundar una Sociedad anónima de pintores, escultores y grabadores, y organizar su primera exposición colectiva en la casa del fotógrafo Nadar el 15 de mayo de 1874. El crítico de arte Louis Leroy, realizó una crítica atroz a la obra innovadora de estos artistas que se mostraba en esa exposición. En tono burlesco y cogiendo de referencia el título de una obra de Monet titulada «Impresión: Sol naciente», les llamó Impresionistas. Con el pasar del tiempo, el estilo de pintura de esos hombres fue reconocidos positivamente bajo ese nombre aunque en la década de los 80, esa sociedad comenzaría a desmenbrarse.

Hubo tres causas que fomentaron el nacimiento de esta corriente artística:

  • El intento de captar la luz que se proyecta sobre los objetos y la figura humana a base de toques fragmentados de color.
  • Estaban influidos por paisajistas ingleses de la época que eran capaces de captar efectos lumínicos y atmosféricos en sus pinturas paisajísticas realizadas al aire libre.
  • Eugène Boudin (Honfleur, 12 de julio de 1824-Deauville, 8 de agosto de 1898) animó a Monet a salir al exterior a pintar: «Todo lo que se pinta directamente y en su mismo lugar tiene una fuerza, un vigor y un toque de vivacidad que jamás puede lograrse en un taller.»
Eugène Boudin – Lavanderas por el río 

Hubo avances de la época que les influyeron, como es el caso de la aparición de la fotografía, que conlleva a la materialización plástica de ángulos novedosos, la descomposición del movimiento y con efectos de luz y contraluz que desarticulan el espacio y la perspectiva. También les influyó la difusión de la luz artificial y la utilización de pigmentos creados de manera industrial que les permitía acceder a una mayor gama de tonalidades de excelente calidad y que se presentaban en tubos cómodos para su uso y transporte, ideales para pintar al aire libre.

Las características más importantes de la corriente impresionista son las siguientes:

  • Daban prioridad a la pintura al aire libre, pintar directamente lo que estaban viendo en ese momento.
  • Mostraban en sus lienzos temáticas nuevas que no pretendían comunicar ningún mensaje.
  • Nueva valoración de la luz y el color. Dejan de ser protagonistas, pues le dan más importancia a la relación aire – luz. Eliminaron el negro en su paleta de colores porque no encontraban de manera directa en la naturaleza. Tenían tendencia a utilizar con más frecuencia los blancos, azules, rojos y los colores fríos para crear sombras. Llevaban a cabo la teoría del color de Chevreul. Michel Eugène Chevreul fue un químico francés (1786-1889) que decía que que cada objeto tiene su color y el color que refleja el objeto que tiene a su lado. Cada uno de eso colores se intensifican con los complementarios.
Michel Eugène Chevreul (1786-1889)
Círculo cromático de Chevreul
  • Empleaban una pincelada suelta, corta, daban pequeños toques en forma de coma. Yuxtaponen pinceladas de tonos puros, de colores que no se mezclan en la paleta previamente, sino que son mezclaras en el propio cerebro del expectador en el momento de ver las obras.
  • Buscan que el espectador se involucre en la obra, para ello trabajan la sensación de no-finito, para que de la sensación de que la obra no está terminada.
  • Empleaban angulaciones y encuadres atrevidos en los que, a veces, las figuras no ocupan el centro de la escena o aparecen directamente cortadas. Buscaban la visión fotográfica en sus pinturas.

Veamos ahora algunas obras de los impresionistas más destacados

  • Claude MONET (París, 14 de noviembre de 1840-Giverny, 5 de diciembre de 1926)
Impresión: Sol naciente. 1872.
Óleo sobre lienzo. Tamaño: 48 x 63 cm. Museo Marmottan – Monet. París

  • Pierre-Auguste RENOIR  (1841-1919)
Baile en el Moulin de la Galette. 1876.
Óleo sobre lienzo. Tamaño: 1,31 m x 1,75 m. Museo de Orsay, París.

  • François-Auguste-René RODIN ( París, 12 de noviembre de 1840 – Meudon, Francia, 17 de noviembre de 1917)
Ugolino y sus hijos, 1881-82.
Yeso. Tamaño: 41 x 39,1 x 60,9 cm. Francia

  • Édouard MANET (París, 23 de enero de 1832 – Ibídem, 30 de aril de 1883)
Música en el jardín de las Tullerías, 1862.
Óleo sobre lienzo. Tamaño: 76 cm × 116 cm. National Gallery de Londres

  • Jacob Abraham Camille PISSARRO, más conocido como Camille Pissarro ( París, Saint Thomas, 10 de julio de 1830 – París 13 de noviembre de 1903)
El jardín en Pontoise, 1877.
Óleo sobre lienzo. Tamaño: 165 x 125 cm . Colección privada.

  • Hilaire-Germain-Edgar DE GAS, más conocido como Edgar Degas (París, 19 de julio de 1834-ibídem, 27 de septiembre de 1917)
La estrella 1876-1877.
Pastel sobre papel. Tamaño: 58 x 42 cm. Museo de Orsay, París

TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR ESTAS PUBLICACIONES

GIOTTO – https://estergarciaarte.com/giotto/

EL FAUVISMO – https://estergarciaarte.com/el-fauvismo-blog/

LOS SECRETOS DEL MATRIMONIO ARNOLFINIhttps://estergarciaarte.com/los-secretos-de-los-arnol

FRIDA KHALO – https://estergarciaarte.com/frida-khalo/

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando su navegación en nuestra web y cómo interactúa con nosotros para poder mostrarle publicidad en función de sus hábitos de navegación. Para consentir su utilización, pulse el botón “Acepto”. Puede obtener más información consultando nuestra Política de Cookies, o puede gestionar sus Preferencias de Cookies.    Política de Cookies
Privacidad